logo

PRUEBAS

01/09/2018

Primer contacto con el Citroën C4 Cactus

Con motivo del lanzamiento del nuevo SUV de la casa francesa en Brasil, nuestros colegas y socios de Agencia AutoMotrix manejaron la versión tope de gama Shine THP automático del C4 Cactus, y nos cuentan con detalle sus conclusiones.

Primer contacto con el Citroën C4 Cactus

por Luiz Humberto Monteiro Pereira
Agencia AutoMotrix

Citroën ha vivido tiempos mucho más prósperos en Brasil. En 2011, cuando el mercado brasileño de automóviles vendía casi el doble de lo que vende actualmente, la marca francesa arrebataba casi el 3% de participación – fueron emplazados en aquel año 90 mil unidades de Citroën. Hoy, el “share” de la marca está por debajo del 0,9% y, en el primer semestre de 2018, comercializó sólo 9.360 autos en Brasil. Es decir, en un mercado que se encogió el 50%, las ventas de Citroën retrocedieron casi el 80%.

El Grupo SHC resolvió en marzo de este año cerrar su contrato con PSA Peugeot Citroën y transformar sus 12 concesionarias Citroën en reventa de JAC Motors – desde 2011, el empresario paulista Sérgio Habib, dueño del Grupo SHC, es el representante de la marca china en Brasil. Como consecuencia, la disponibilidad de productos y servicios de Citroën fue afectada en mercados importantes, como São Paulo, Río de Janeiro, Curitiba, Brasilia y Belo Horizonte.

Por todo ello, Citroën apuesta mucho en el lanzamiento del Cactus. El SUV, lanzado en Europa en marzo de 2014, ha llegado totalmente remodelado a las concesionarias europeas este año – y es ese diseño renovado que fue adoptado en el modelo producido en la fábrica de PSA Peugeot Citroën en Porto Real, en el sur del estado de Río de Janeiro.

Disponible en tres versiones de acabado – Live, Feel y Shine – y con extensa lista de equipos de serie, el C4 Cactus tiene seis versiones y una amplia gama de precios de R $ 68.990 de Live manual a los R $ 98.990 de la Shine Pack Turbo THP automático.

El nuevo C4 Cactus adoptó un estilo menos extravagante que el modelo presentado en 2014, pero mantiene una forma irreverente. Como en los últimos lanzamientos de la marca, el frente trae la firma luminosa en tres etapas y el “chevron” tridimensional cromado, que se extiende por medio de la rejilla hasta las extremidades, donde envuelven los DRL.

Nuevo Citroën C4 Cactus

En la parte baja, los proyectores adoptan una máscara negra. Con el frente alto y horizontal y dos volúmenes bien definidos en la carrocería, la silueta es fluida, con destaque para el techo “flotante” – en el que las columnas revestidas de negro mate confieren a la capota un aspecto flotante – y las barras que también traen el tapón el mismo concepto.

Para ampliar la protección, el C4 Cactus cuenta con protecciones en los marcos de las cajas de ruedas y en la parte inferior de la carrocería, así como Airbumps – bolsas de aire presentadas en 2014 con el primer Cactus – en la parte inferior de las puertas.

Las ruedas de 17 pulgadas diamantadas “Roby One” con neumáticos de uso mixto refuerzan el aspecto SUV. En la parte trasera, musculosa, los grupos ópticos – dotados de dos módulos de leds alargados y con efecto 3D – funcionan como una firma luminosa gráfica y tecnológica.

El Citroën C4 Cactus ofrece amplias posibilidades de personalización gracias a la oferta de la carrocería bicolor. Las tres opciones de colores de techo (Blanco Banquise, Negro Perla Nera y Azul Esmeralda), que se pueden componer con los seis colores disponibles de la carrocería (Blanco Nacré, Gris Aluminio, Gris Grafito, Negro Perla Nera y Azul Esmeralda).

Con una altura de 1,56 metros, el C4 Cactus es 15 centímetros más bajo que su principal competidor, el Jeep Renegade. Con una longitud de 4,17 metros y una anchura de 1,71 metros, es también 7 centímetros más corto y 9 centímetros más estrecho que el Renegade, pero su distancia entre ejes de 2,60 metros es 3 centímetros mayor que el del modelo de la Jeep.

Nuevo Citroën C4 Cactus

A pesar de las dimensiones compactas de la carrocería, el C4 Cactus no renuncia a una altura elevada en el suelo (225 milímetros) y de buenos ángulos de ataque (22 grados) y de salida (32 grados) que caracterizan el segmento de utilitarios deportivos.

Este Cactus regional posee dirección, suspensiones, frenos, ruedas y neumáticos desarrollados especialmente para el mercado latinoamericano, que tiene rutas mucho más maltratadas en comparación a las europeas. Además del Jeep Renegade, otros oponentes apuntados por la propia Citroën para su nuevo modelo son el Hyundai Creta, el Nissan Kicks, el Chevrolet Tracker, el Ford EcoSport, el Renault Captur y el Honda HR-V.

En el interior, la extravagante configuración europea -que incluye cuadro de instrumentos de aspecto flotante, guantera con apertura hacia arriba y tiras de cuero en el panel y en los tiradores de puertas- dio lugar a un estilo mucho más ortodoxo en la versión para el mercado latinoamericano.

Los colores privilegian los tonos oscuros, bien al gusto del consumidor local. El panel 100% digital, moderno y tecnológico, trae los acabados de la pantalla de la central multimedia en negro brillante, al igual que las pantallas de iPads y tablets.

La plancha tiene revestimientos “soft touch”. Todas las versiones cuentan con central multimedia de 7” con sistema de audio con Bluetooth, que agrupa sistemas de ayuda a la conducción, aire acondicionado y telefonía, compatible con Apple Carplay y Android Auto, radio con seis parlantes, equipado con AM, FM y con comandos en el volante. El Mirror Screen cuenta con Android Auto y permite navegación asistida a través de Google Maps o de Waze y gestión de SMS.

Nuevo Citroën C4 Cactus

Se ofrecen para el C4 Cactus dos opciones de motor, ambas de 1,6 litros. El THP (Turbo High Pressure) 16V flex, disponible sólo en la versión “top” Shine y siempre acoplado a una caja de cambios automática secuencial de 6 marchas, entrega 173 caballos (166 CV con nafta) y 24,5 kgfm. Por su parte, el motor 120 VTI Flex Start genera 122 caballos y un torque de 16,4 kgfm en las versiones manuales y 118 caballos y 16,1 kgfm cuando está equipado en las versiones automáticas.

Opcionalmente, las versiones Feel y Shine pueden venir equipadas con el paquete de equipos de seguridad y ayuda a la dirección, que incluye el Active Safety Brake – Sistema de Frenado Automático y Alerta de Colisión -, Alerta de Atención al conductor y Coffee Break Alert – informa al conductor cuando es hora de una pausa.

Consciente de que con sólo lanzar un nuevo utilitario deportivo no basta para recuperar la imagen, Citroën está implementando un amplio programa de valorización de los clientes de la marca. Este incluye vehículo de reserva, si el Cactus del cliente necesita más de cuatro días en reparación, ocho años de asistencia 24 horas con servicio de remolque gratuito, verificación y abastecimiento de fluidos gratuitos en la red Citroën y check -up, calibrado y rotación de neumáticos hechos gratuitamente en toda la red Citroën.

La marca francesa sabe que el camino para reconquistar la confianza es largo y arduo, pero parece dispuesto a recorrerlo rápido, a bordo del C4 Cactus.

 

Experiencia a bordo

 

Citroën C4 Cactus Shine Pack 1.6 Turbo THP Automático

Para dejar buenas impresiones

Interior Nuevo Citroën C4 Cactus

El nuevo Citroën, en su versión tope de gama, impresiona por el nivel de equipamiento. Viene con el sistema Keyless – la llave es identificada por un sensor de proximidad y la puerta se desbloquea automáticamente cuando se tira de la manija, – Start / Stop, al presionar ligeramente el botón en la consola central, activa el arranque -, sistema de audio HI -FI de alta calidad, Bluetooth, manos libres, cámara de retroceso, control y limitador de velocidad, faros automáticos, sensor de lluvia, espejo electrocrómico y detector de presión de los neumáticos.

La versión evaluada tenía el grupo de opcionales Pack, que incluye sistema de frenado automático, alertas de colisión, de atención al conductor y de salida del carril, indicador de necesidad de descanso, airbag de cortina y, además, carrocería bi-tono.

Para un SUV compacto, el espacio interno es correcto. El espacio para los codos se ha incrementado mediante la adopción de paneles de puertas más cavados. Los portaobjetos son prácticos y bien dimensionados. Cerca del panel de a bordo, hay un nicho asociado a dos porta-vasos.

En la parte posterior de la consola central, un portaobjetos cerrado es más adecuado para acomodar volúmenes de mayor valor. En los nichos de las puertas delanteras y traseras, es posible acomodar botellas de hasta 1,5 litro. Las bolsas en la parte trasera de los asientos delanteros se indican para guardar las revistas. El baúl, en tanto, ofrece un volumen útil de 320 litros, que se puede extender hasta 1.170 litros con los asientos traseros abatidos.

Nuevo Citroën C4 Cactus

El confort es optimizado por la eficiencia del conjunto de la suspensión, que recibió amortiguadores, resortes y batientes reforzados en relación a la versión europea. El aspecto acústico y vibratorio también impresiona bien. En términos ergonómicos, los asientos están bien diseñados, rellenos con espumas de textura agradable y cuentan con regulación de altura para el conductor y pasajero.

Como el volante también ofrece ajuste en altura y profundidad, no es difícil para el conductor encontrar una posición cómoda. Entre los aspectos que podrían evolucionar dentro del Cactus están el mal posicionamiento del apoyo del brazo del conductor en la consola central (es difícil de usar), la existencia de sólo una salida USB y la ausencia de salida de aire- para el asiento trasero. Ajustar el aire acondicionado – como para impedir la entrada de suciedad en tramos polvorientos o enmascarados – requiere conmutar la pantalla central para tal función, algo que lleva tiempo y no es nada práctico. Un botón propio para ese fin sería bienvenido.

 

Primeras impresiones

 

Shine Pack 1.6 Turbo THP Automático

Dinámicamente exitoso

Nuevo Citroën C4 Cactus

La presentación del Citroën C4 Cactus para la prensa especializada brasileña tuvo lugar en la región de Mogi das Cruzes, en la Gran São Paulo. A bordo de la versión top de línea Shine Pack THP, en un trayecto de unos 80 kilómetros, fue posible recorrer carreteras bien asfaltadas, otras bien maltratadas y hasta carreteras de tierra y una pequeña pista.

El motor THP (Turbo High Pressure) 16V Flex basta para hacer del C4 Cactus un crossover elegante, que acelera con facilidad y permite adelantos seguros. Se trata de un propulsor bien acoplado. Tiene una inyección directa secuencial, turbocompresor del tipo Twin-scroll, cabezal de 16 válvulas con doble mando de válvulas en el cabezal, bomba electrónica de alta presión, cabezal con dos ejes de mando de válvulas, bomba de aceite con gestión de caudal y cárter doble.

El Cactus no ofrece la opción de accionamiento por “paddleshifts” en el volante. El motor asegura un rendimiento compatible con la propuesta del coche que, según Citroën, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos (con etanol) y llegar a la velocidad máxima de 212 km/h.

El modelo ofrece tres modos de conducción: Sport, Drive y Eco. Drive proporciona el mejor compromiso entre rendimiento y consumo, el Sport valoriza el aspecto dinámico y el Eco privilegia la disminución del consumo de combustible.

Nuevo Citroën C4 Cactus

La suspensión honra las buenas tradiciones de Citroën. Calibrada para una mejor absorción de las irregularidades del piso, también asegura el perfecto compromiso entre confort y agilidad de dirección. En el asfalto, la suavidad de los amortiguadores sorprendentemente no perjudica el comportamiento del vehículo en las curvas en alta, transmitiendo percepción de confianza.

El rodar del Cactus es convincente, con buen nivel de confort y absorción de irregularidades. La suspensión, con un recorrido mayor que el de la versión europea, cumple su función con eficiencia y parece flotar sobre los obstáculos de la pista, con una capacidad de absorción de impactos impresionante.

El despeje del suelo de 22,5 centímetros y los buenos ángulos de entrada y salida ayudan al Cactus a sortear sin problemas obstáculos como badenes y lomos de burro. Tal vez la dirección eléctrica podría ser un poco más rígida en el uso “off-road”, a bajas velocidades. Es tan suave que no transmite esa sensación de firmeza que da más seguridad al conductor en terrenos irregulares. Afortunadamente, equipos como el Grip Control, ESP y Hill Assist están presentes para proporcionar seguridad y estabilidad en todo tipo de terrenos.

 

Ficha técnica

 

Citroën C4 Cactus Shine THP automático

 

Motor: transversal, 1.598 cm³, flex, 4 cilindros en línea, doble mando de válvulas en el cabezal, inyección multipunto secuencial, inyección directa, turbocompresor
Diámetro y recorrido: 77 x 85,8 mm
Tasa de compresión: 10,2: 1
Potencia máxima (gas./álc.): 166/173 cv a 6.000 rpm
Torque máximo (gas./álc.): 24,5 kgfm a 1.400 rpm
Transmisión: automática, 6 marchas con opción de accionamiento secuencial en la varilla de cambio
Tracción: delantera
Frenos: Delantero a disco ventilado y trasero a disco, con sistema antibloqueo ABS
Dirección: piñón y cremallera con asistencia eléctrica
Suspensión: Delantera independiente, McPherson, muelle helicoidal. Trasero eje de torsión, muelle helicoidal
Ruedas: 17 ”
Neumáticos: 205/55 R 17
dimensiones
Longitud: 4,17 m
Ancho: 1,71 m
Altura: 1,56 m
Distancia entre ejes: 2,60 m

Capacidades y peso

Tanque de combustible: 55 litros
Compartimiento de equipaje: 320 litros
Peso en orden de marcha: 1.214 kg

Nuevo Citroën C4 Cactus

 

Precios Citroën C4 Cactus (en Brasil):

 

Live 1.6 manual: R $ 68.990
Feel 1.6 manual: R $ 73.490
Precio: primero más bajo Precio: primero más bajo Precio:
Precios de Feel Pack 1.6:
Shine 1.6 Turbo THP automático: R $ 94.990
Shine Pack 1.6 Turbo THP Automático: R $ 98.990

 

Fotos: Luiz Humberto Monteiro Pereira / Agencia AutoMotrix

TAMBIÉN PODÉS LEER



Toyota híbridos

COMENTARIOS