logo

PRUEBAS

12/11/2011

Una vuelta en el DS3 Fucsia, el Fashion Car de Citroën

Viajamos hasta Pinamar para conocer el Citroën Creative Tour, y aprovechando la oportunidad nos subimos a una de las maravillas del verano, el DS3 fucsia y negro. Un modelo con estilo, que roba la mirada de muchas mujeres. No te lo pierdas!

Una vuelta en el DS3 Fucsia, el Fashion Car de Citroën

Se sabe que Pinamar es uno de los destinos “fashion” de la Costa Atlántica. Por eso, ¿qué mejor que tener al DS3 Fucsia entre los modelos presentados por la marca del doble chevron?, y mejor aún si los que se acercan al Citroën Creative Tour pueden probarlo y robar miradas.. sobre todo femeninas.

Pocos saben que el fucsia es uno de los colores del Verano 2012, y Citroën parece haberse anticipado una vez más. Como parte de las posibilidades de personalización, el primer modelo de su línea distintiva DS suma este color a los ocho ya ofrecidos (blanco con techo negro, rojo con techo blanco, rojo con negro, azul con blanco, azul con negro, negro con blanco, gris con bordó y un monótono negro).

En dos combinaciones posibles, con carrocería en negro o blanco, el DS3 Fucsia es uno de los autos elegidos por las mujeres. Y seguramente, si Penelope Glamour fuese real, este auto hubiera sido uno de sus preferidos, sobre todo por su motorización (1.6L turbo de 156 CV, desarrollado en conjunto por BMW y PSA).

Con una invitación por parte de la automotriz francesa salimos a girar por las calles de Pinamar con el DS3 Fucsia con carrocería negra. No haremos hincapié en las prestaciones del vehículo ya que la prueba del auto fue realizada a fondo por el “Profe” Alberto Juárez (y la pueden encontrar aquí). Sólo mostraremos las partes donde está presente el nuevo color y contaremos la repercusión que tiene cuando sale a pista.

En el exterior, el fucsia está presente en el techo, el alerón trasero, los espejos exteriores y los centros de rueda. Todos detalles que llaman la atención, logrando un perfecto equilibrio cromático.

En cuanto al interior, el embellecedor del tablero de a bordo fue el sector elegido por los diseñadores para darle el toque colorido.

Al salir a pista, sin duda los colores invitan a mirarlo. Fueron varias las esquinas de Pinamar en donde grupos de mujeres se quedaban boquiabiertas al verlo pasar, y así también los hombres, a los que les llaman la atención las líneas atrevidas del modelo, con su marcado espíritu deportivo.

En verdad, no sabemos si tratarlo de él o ella. Si fuera él, sin duda sería un metrosexual, que con su cuidada imagen acapara a la platea femenina. Y si fuera ella, sería la vedette, aquella que con estilo y rugiendo el 1.6L turbo de 156 CV pone los puntos sobre las íes a quien intente desafiarla.

¿Y a vos qué te parece?

TAGS



COMENTARIOS