logo

PRUEBAS

07/08/2012

Nueva Ford EcoSport – Contacto

Realizamos el primer contacto con la nueva generación de la EcoSport. Recorrimos 100 km desde Natal hasta Pipa, por autopistas, caminos sinuosos y en algunos tramos bastante irregulares. A continuación te contamos qué nos pareció el nuevo SUV compacto de la marca del óvalo.

Nueva Ford EcoSport – Contacto

Si hay algo que conserva la nueva EcoSport es su esencia, el resto es totalmente nuevo. Estamos frente a un vehículo que combina aptitudes urbanas, funcionalidad y el espíritu de un utilitario deportivo.

Desde su lanzamiento en 2003, se produjeron más de 700.000 unidades y esta nueva generación, desarrollada en el marco del plan One Ford, cuya pre-venta comenzó en Brasil hace aproximadamente un mes, en tan sólo tres días agotó el volumen que se había destinado para esta etapa previa a su llegada a los concesionarios del vecino país.

Según explicó Carlos Galmarini, el flamante Director de Relaciones Institucionales de Ford Argentina, es el tercer lanzamiento de un producto global en Argentina. El primero fue el Fiesta Kinetic Design que llega desde México; luego la pick-up Ranger, producida en la planta de Ford en Pacheco, Argentina y en esta oportunidad, la EcoSport, producida en la planta de Camacari, Bahía, representa el tercer vehículo de este programa global de la marca del óvalo, cuyos productos en 2015 serán en su totalidad 100% globales, concluyó Galmarini.

Volviendo a los procesos previos al lanzamiento de la 2º generación de este exitoso modelo, hace un año y medio comenzaron las pruebas de durabilidad en condiciones extremas, comenzando desde -25ºC en la tundra Canadiense hasta + 50ºC en el desierto de Arizona y sometiendo a las unidades hasta alturas de 4.300 metros. Se probaron 20 unidades durante la etapa de desarrollo, rodando un total de 618.000 km, lo que equivale a un tiempo de vida superior a los 10 años o 240.000 km de uso por vehículo. Durante estas pruebas se verificaron aspectos estructurales y funcionales, como suspensión, carrocerías, tracción, motor y transmisión y se sometieron a los chasis a los dinamómetros para verificar la transmisión a velocidad máxima.

La gama

Durante el año 2012 la oferta contempla dos motorizaciones nafteras de 16 válvulas: el Sigma 1.6L de 110 CV a 6.000 rpm, con un torque de 153 Nm a 4.250 rpm y el Duratec de 2.0L de 143 CV a 6.250 rpm que entrega 187 Nm a 4.250 rpm, ambos acoplados a una transmisión manual de 5 velocidades.

El próximo año se incorporará una opción diesel de 1.5L y la AWD con el motor 2.0L, transmisión manual de 6 velocidades y para el tope de gama existirá la posibillidad de optar por la transmisión automática de 6 velocidades.

Respecto de su competencia el equipamiento del base de gama es muy completo. A continuación detallamos las diferentes opciones:

S: Disponible en 1.6L : 3ª luz de stop, ABS en las 4 ruedas, Airbags frontales, Aire acondicionado, Anclajes ISOFIX en los asientos traseros, Asiento del conductor regulable en altura, Asiento trasero 60/40 plegable y rebatible, Cierre central y automático en movimiento a 20 km/h, Cinturones de seguridad inerciales en las 5 plazas, Columna de dirección regulable en altura y profundidad, Display multifunción de 3.5″, Espejos exteriores eléctricos con visor de punto ciego, Gancho de remolque del/tras, Gaveta portaobjetos debajo del asiento del acompañante, Guantera refrigerada, Inmovilizador de motor, Llantas de acero de 15″, Levantacristales delanteros eléctricos, Radio AM/FM, CD, MP3, AUX, USB, Plug in y Bluetooth, Sistema de conectividad SYNC con control por voz, Volante multifunción

SE: Disponible en 1.6L y 2.0L + Asistencia en pendiente (HLA), Asistencia de frenado en emergencia (EBA), Barras de techo, Control de estabilidad (ESC), Control de tracción, Faros antiniebla del/tras, Levantacristales eléctricos traseros

Freestyle: Disponible en 1.6L + Alarma volumétrica, Apoyabrazos conductor, Asiento del conductor c/regulación lumbar, Computadora, Espejos exteriores con luz de giro incorporada, Llantas de aleación de 16″ estilo Freestyle, Sensores de estacionamiento trasero , Volante con detalles en cuero, 6 parlantes

Titanium: Disponible en 1.6L y 2.0L + Airbags laterales y de cortina, Climatizador automático, Sensor de luz y de lluvia, Sistema de ingreso y arranque sin llave, Tapizado de cuero

Garantía: 3 años o 100.000 km

Contacto

Para las pruebas de manejo se utilizaron aproximadamente 40 unidades ocupadas por tres o cuatro personas. Hoja de ruta en mano nos dispusimos a recorrer 100 km con destino a Pipa, un balneario muy frecuentado durante todo el año tanto por locales, como por extranjeros. El trayecto incluyó diferentes tipos de superficies, casi en su totalidad asfalto, con tramos muy sinuosos, algunas trepadas leves, muchos baches y algo de ripio. La unidad montaba el 1.6L con caja manual de 5 velocidades y equipamiento Titanium.

La primera impresión al ingresar al habitáculo, destaca su amplitud, con buen espacio para todos los ocupantes. En lo personal, durante el primer tramo ocupé una de las plazas traseras, con espacio suficiente y más también, para un viaje confortable. Las rodillas nunca tocaron el respaldo del asiento delantero y es muy destacable la posibilidad de ajustar el respaldo, lo cual permite elegir la mejor posición para que cualquier viaje resulte confortable. Un punto a favor es que la plaza central trasera cuenta con apoyacabezas y cinturón inercial disponible. El climatizador resultó suficiente para lograr una temperatura agradable en toda la cabina. (La imagen pertenece al nivel de equipamiento Titanium)

A destacar, la insonorización, un item bastante cuestionado en su antecesora y que resultó en este primer contacto muy buena, manteniendo al habitáculo perfectamente aislado de ruidos aerodinámicos y los provenientes del impulsor. Según la explicación de los responsables del proyecto, se trabajó fuertemente durante el desarrollo instalando deflectores en el capot, en el frente, en los pasarruedas y faros traseros y por supuesto, el techo culmina en un pequeño alerón. La totalidad, obtuvo un CX de 0.365, lo que representa una mejora del 11% respecto de su antecesora. No faltan portaobjetos, según lo informado por la automotriz, son 20, que realmente no controlamos en su totalidad y que sî haremos en cuanto contemos con una unidad de prueba.

Una vez al volante, la estética del panel nos remite inmediatamente al Fiesta Kinetic Design, excepto algunos detalles diferentes, no demasiado importantes.
Respecto de la anterior generación, los materiales, texturas y terminaciones han mejorado de manera sustancial. La profusión de botones sigue presente como en el Fiesta en la consola central y los apliques metálicos demarcan diferentes zonas.

La butaca y el volante, si bien se anuncian con regulaciones en altura y profundidad, en esta unidad no pudimos regular el volante en la segunda opción. Según nos comentó Marcelos Ramos, Gerente de Marketing, uno de nuestros compañeros de ruta, todo era posible ya que estábamos a bordo de unidades pre-serie, que todavía necesitan los ajustes finales antes de ser consideradas aptas 100% para su llegada al público.

Por las regulaciones mencionadas más arriba, el conductor logra una posición de manejo elevada y como era previsible y según lo comenté en la nota anterior, el Pilar A, por su grosor e inclinación dificulta un tanto la visibilidad hacia los laterales. La luneta trasera, como en la mayoría de los casos, se ve obstaculizada por los tres apoyacabezas.

Durante el trayecto que me tocó conducir, sobre asfalto, muy sinuoso y con amplia proliferación de baches, que en varias oportunidades me fue imposible esquivar, la dirección, con asistencia eléctrica, se manifestó dócil, muy suave y la trompa se encaminó siempre hacia donde se suponía debía hacerlo.

La suspensión es nueva, McPherson delantera y eje de torsión atrás, logrando un buen comportamiento dinámico, con la estabilidad como un aspecto a destacar. Las curvas fueron transitadas de manera bastante neutra y poco rolido, lo cual pone de manifiesto correctos valores y la buena rigidez torsional del chasis. En el circuito urbano, el reglaje se traduce en un andar no tan confortable ya que copia las imperfecciones de las calles de manera bastante pronunciada y ni qué hablar de los baches que me fue imposible sortear durante el tiempo que conduje.

Durante el tránsito en rectas, el impulsor tuvo un desempeño satisfactorio, pero al encarar subidas pronunciadas, mover los 1.243 kg del vehículo le cuesta y hay que recurrir a la reducción de marcha, sobre todo porque la segunda tiene una relación bastante larga. Más allá de esos detalles, los acoples de las marchas son precisos. En la autopista, donde fue conducida por otro de los ocupantes, a 140 km/h se mantuvo firme, sin delatar ninguna condición que generara inseguridad, totalmente maniobrable y lo más importante, con gran estabilidad.

La llegada a Pipa nos obligó a atravesar el pueblo, por calles muy angostas y empedradas, obviamente a muy baja velocidad, pero lo más divertido fue la sorpresa al llegar al desvío hacia el destino final, donde nos esperaba un abundante almuerzo. Nos encontramos con un tramo de arena, totalmente inesperado, con pozos y una huella bastante pronunciados y superficie muy suelta. Si bien se plantó y hubo que ponerla en marcha nuevamente, más que nada como resultado de la incertidumbre generalizada, ya que no sabíamos si seguir o no, porque nos parecía que nos habíamos equivocado, el conductor puso primera y encaró con decisión logrando que la EcoSport tuviera una digna y divertida salida.

Sintetizando: Si usted quiere un SUV, pero vive en la ciudad, la nueva EcoSport es la elección perfecta, por tamaño y comportamiento en el tránsito congestionado. Y cuando se trata de aventurarse fuera de la ciudad, sus capacidades le permitirán divertirse más allá del asfalto. Esta nueva generación suma diseño exterior e interior, calidad, tecnología a bordo, y elementos de seguridad. Resta esperar su llegada a Argentina, que seguramente será en el último trimestre. Sobre el precio hubo abundantes adivinanzas, pero creemos que si tomamos en cuenta a su competidora directa, la Duster de Renault, hoy la entrada de gama debería estar entre $ 108.000 y 110.000.- Habrá que esperar.

 

Textos y fotos: Patricia Angió – enviada a Natal, Brasil



COMENTARIOS