logo

PRESENTACIONES

19/06/2015

El Volkswagen Polo pisó suelo argentino

El sedán del segmento B será comercializado nuevamente en el mercado local. Aunque se trata de un modelo completamente diferente, con diseño típico de VW, longitud de 4,38 m y motor 1.6 con 105 CV.

El Volkswagen Polo pisó suelo argentino

Una de las novedades más importantes de Volkswagen en el Salón de Buenos Aires es el Polo que comercializará en el país, donde llegará importado de India a partir del segundo semestre de este año.

La marca alemana lo traerá para ocupar el lugar más alto del segmento B, con precios que se ubicarán por arriba del Voyage que llega desde Brasil y por debajo del Vento oriundo de México.

Este Polo cuenta con una estética exterior vinculada a los nuevos modelos de la marca. Entre sus claves se encuentra el frontal con nueva parrilla, más generosa y con terminación cromada, mientras que las luces traseras ahora incluyen la tecnología LED.

Con medidas generosas para el segmento, este nuevo Polo para Argentina posee un largo total de 4384 milímetros y un ancho de 1699 mm, a lo que se suma la distancia entre ambos ejes de 2552 mm.

El habitáculo es amplio y en la unidad expuesta posee una tonalidad beige, junto con un agradable diseño de plancha y los tablero y radio -integrada- presentes en otros modelos de la marca.

El motor con el que llegará es un naftero 1.6 MPI con 16 válvulas y 105 caballos, que se podrá conectar con una transmisión manual de cinco velocidades o con una Tiptronic, automática de seis cambios.

El equipamiento con el que se venderá localmente es el nivel Comfortline, el cual posee elementos como computadora de a bordo, volante multifunción, climatizador automático “Climatronic”, dirección asistida Servotronic y control de velocidad crucero.



COMENTARIOS