logo

PRUEBAS

12/07/2011

Prueba: Audi A3 1.4 TFSI S-Tronic

Por cilindrada y rendimiento, este A3 es la propuesta de la marca de los cuatro anillos para disminuir el consumo de combustible y la emisión de gases contaminantes, pero sin traicionar las características de Audi.

Prueba: Audi A3 1.4 TFSI S-Tronic

Quienes hayan manejado el Audi A3 1.6 8 V de 102 CV, al acelerarlo habrán buscado alguna identidad de la marca para convencerse de cuál vehículo estaban conduciendo. No les sucederá lo mismo con éste, que  monta el motor 1.4 TFSI, que luce en toda su dimensión con la caja de velocidades S-Tronic con siete relaciones.

En cuanto al diseño exterior, sólo alguna sigla, ni siquiera muy a la vista, permite distinguir de qué versión del A3 se trata. La estética es la misma, las cotas de referencia también.

Interior

En el interior se repite el diseño, sobrio, clásico y elegante. Lo mismo sucede con la calidad de los materiales de tapizados, apliques y coberturas en general, confirmando, una vez más su identidad premium.

Como en las otras versiones es correcto el espacio habitable para cuatro plazas y hasta cinco, siempre y cuando la contextura física de quienes viajen atrás no superen la media normal: de lo contrario se enfrentarán a la dificultad lógica que representa ingresar en modelos de tres puertas, por más que la butaca del acompañante se pueda desplazar hacia delante.

Coincide en visibilidad, tablero de instrumentos, sistema de audio, posición de conducción y ergonomía de las butacas, a lo oportunamente analizado en otras versiones del modelo. Mantiene en seguridad y confort las aptitudes oportunamente descriptas y destacadas de los A3.

Performance

Al momento de medir la aceleración desde 0, el peso a vencer con la energía disponible, pone de manifiesto las características técnicas del motor. Tanto el turbo como el variador del eje de levas requiere fracción de tiempo para hacer disponible la potencia y requirió cierta técnica para bajar y por poco, los 10s0 en alcanzar 100 km/h; si se actúa de modo convencional -acelerar a fondo y liberar el pedal de freno- son 3 ó 4 décimas de segundo por encima de la decena. No observamos diferencia si se opta por D, S o modo secuencial en la selectora de la caja.

Lógico valor de la velocidad máxima teniendo en cuenta potencia disponible y resistencia a vencer de una importante área frontal y 0.33 de Cx. En 7ª alcanzó 198 km/h a 4.200 rpm.

Si bien el pedal es algo esponjoso e incluso se va casi a fondo si con el vehículo detenido se sigue apretando, fueron muy buenos los registros de frenado en tiempo y distancia. Puesto a prueba en adherencia variable extrema por lado entre asfalto y pasto, el ABS respondió sin necesidad de grandes correcciones del volante para mantener la línea; lo mismo se observo frenando en curva con el repartidor de intensidad de frenado por rueda.

Ficha técnica y equipamiento

Motor

La principal novedad está en el conjunto motopropulsor 1,4 litros FSI sobrealimentado, el mismo del A1 y de la Sharan de Volkswagen. Este impulsor fue galardonado como “Motor del Año 2010” en la categoría de “1.0 a 1.4 litros”, en la elección del International Engine of the Year, de la cual MegaAutos participa como jurado. Los 125 CV a 6.000 rpm, con aspiración asistida, inyección directa nafta, multivalvular, provisto de distribución variable con mando a cadena, luce en toda su dimensión gracias a la transmisión DSG de siete relaciones de avance.

La progresividad del turbo amplía la gama de régimen útil de torque realmente importante -20.8 kgm- entre 1.500 y 4.000 rpm, por lo tanto una vez vencida la inercia del arranque, en movimiento mueve con agilidad la casi tonelada de peso en orden de marcha con dos pasajeros a bordo. El poder de reacción disponible es comparable con motores de 2 litros y transmite esa sensación de requerida especialmente por seguridad cuando se viaja en rutas de doble mano.

A velocidad crucero, en 7ª marcha, donde se avanza a razón de 47.3 km/h cada 1.000 rpm, sumado el rendimiento de la inyección directa, por frecuencia de fricciones mecánicas el diagnóstico es de prolongada vida útil para el motor, con un consumo económico.

Lo mismo se manifestó en el circuito urbano, donde en modo automático, al transitar en autopista o avenida no congestionada, a partir de 60 km/h conecta la 7ª marcha.

Dinámica

Destacada asistencia de dirección, facilita la maniobra de estacionamiento con mínima fuerza en el volante, pero va reduciendo su intensidad en la medida que aumenta la velocidad del vehículo asegurando sensibilidad al momento de ir rápido. Respuesta directa, acotado radio de giro, torque importante pero no desmedido para las dimensiones y peso del auto, le dan tendencia neutra en retomes y sinuoso cerrado, apenas subvirante si en la opción secuencial se abusa en apretar el acelerador.

Conclusión

Este Audi A3, por tecnología de motor, tipo de transmisión y potencia; como versión de entrada en el modelo, coincide con la historia, prestigio es lo que el usuario pretende y espera cuando adquiere un vehículo de marca Premium, aunque opte por el que tiene un impulsor de baja cilindrada.

 

Textos: Alberto Juárez

Fotos: Mega Autos

COMENTARIOS