logo

PRUEBAS

24/11/2016

Manejamos los Peugeot 208 GTi y 308 S GTi en el Autódromo

En el marco de la presentación de ambos modelos en Argentina, tomamos contacto con los deportivos franceses del León, que estarán a la venta a principios del año que viene.

Manejamos los Peugeot 208 GTi y 308 S GTi en el Autódromo

Durante la presentación de los nuevos Peugeot 208 GTi y 308 S GTi tuvimos la oportunidad de manejar ambos modelos en el Circuito Nº 5 del Autódromo Oscar y Juan Gálvez de la Ciudad de Buenos Aires. Una experiencia gratificante que nos permitió conocer las aptitudes de los productos en la pista.

En el primer turno nos tocó conducir el renovado 208 GTi junto a Lucas Colombo Russell, piloto de Escudería FE a bordo de un Peugeot 408 (también estaban otros pilotos como Mariano Werner, Facundo Chapur y Guillermo Ortelli). Primero manejaron los pilotos en una vuelta de reconocimiento, y luego fue el turno de los periodistas.

Prueba Peugeot 208 GTI

El 208 incrementó la potencia de 200 a 208 CV, y el torque de 275 a 300 Nm. Pero lo que no ha cambiado es su temperamento deportivo, que se disfruta en toda la vuelta del circuito. Va muy firme en lo derecho, encara las curvas con seguridad y mínimas inclinaciones, ofrece respuestas inmediatas al presionar el acelerador y brinda un sonido deportivo pero que no molesta para el uso diario.

También es para destacar la posición de manejo, la buena sujeción de las butacas deportivas, el volante pequeño del i-Cockpit, la buena sensación de la dirección eléctrica, que se endurece a altas velocidades, y el selector de caja, con recorridos cortos y precisos.

Prueba Peugeot 208 GTI

Sin embargo, el 308 S GTi nos esperaba como el plato fuerte, ya que se trata de un modelo aún más deportivo que ha sido desarrollado por Peugeot Sport. Además, la nueva generación (1.6 THP con 270 CV y 330 Nm de torque) nunca fue comercializada en Argentina.

La propuesta deportiva es muy evidente ya desde el exterior, donde incluye generosas llantas de 19 pulgadas con neumáticos con perfil 35, mientras que el habitáculo nos recibió con unas butacas delanteras muy deportivas que “succionan” el cuerpo y ofrecen una excelente posición y sujeción lateral.

Prueba Peugeot 308 GTI

En la pista y siempre acompañados por Colombo Russell, este 308 desplegó todo su carácter con un comportamiento dinámico intachable que brinda seguridad en todo momento. Es un auto que resuelve las curvas de forma franca, sin vicios y con mínimas inclinaciones de la carrocería. También nos sorprendió la capacidad de frenado, con un sistema con discos delanteros de 380 milímetros y traseros de 268 mm que lo paran cuando parece que está descontrolado. Impresionante.

Peugeot 308 S GTI

Párrafo aparte para el motor naftero THP, que en esta versión demuestra sus máximas aptitudes. Con un torque máximo de 330 Nm que se encuentra a sólo 1900 rpm, la fuerza siempre está latente en cualquiera de los seis cambios, a los que se accede mediante un selector rápido y preciso. Empuja de manera vertiginosa y es fácil llegar al corte de inyección sin que el conductor se dé cuenta.

Aquí, una salvedad: el cuentavueltas posee una escala inversa a la convencional, es decir que la aguja se desplaza hacia la izquierda en lugar de ir hacia la derecha.

Prueba Peugeot 308 GTI

De esta forma, pasó el primer contacto con el renovado 208 GTi y el nuevo 308 S GTi. Ahora, hay que esperar que la marca concrete ambos lanzamientos, a principios de 2017 y con precios estimados de menos de 35 mil y 55 mil dólares respectivamente. Paciencia, ya falta poco.

Fotos: Juan Pablo Losino y Ezequiel Herraiz

Michelin Promo WRC

TAMBIÉN PODÉS LEER

COMENTARIOS